viernes , 14 junio 2024

Llegada del Hermano Dárez a nuestra Delegación

Llegada del Hermano Dárez a nuestra Delegación
Todo hermano es un regalo de Dios para nuestra vida de hermanos menores Capuchinos. Nuestra forma de vivir el evangelio es por medio de la fraternidad, sirviendo siempre con alegría al Señor por medio de la misión. Somos misioneros por la naturaleza de nuestro carisma, llamados para estar en todo el mundo, siendo siempre un instrumento de la Paz del Señor.

Con júbilo y alegría, celebramos la llegada del Hno. Dárez Narbone do Nascimento da Silva en nuestra delegación. El hermano Dárez pertenence a la custódia San José de Leonisa, da ciudad de Manaus/AM, Brasil y estará presente entre nosotros para construir caminos de fraternidad y colaborar con su vida y vocación en nuestra misión.

El hermano estará colaborando en los servicios fraternos y misioneros en la Fraternidad Santa Cruz, en la ciudad de Pucón, compartiendo con su presencia la dimensión de la alegría de ser Hermano Menor Capuchino.

¡Te damos la bienvenida, querido hno. Dárez Narbone! ¡Su presencia entre nosotros es una alegría y un señal del amor de Dios en nuestra delegación! Nuestra Fraternidad Capuchina en Chile acoge su vida y vocación con todo cariño que tenemos en nuestro corazón.

¡Paz y Bien!

RELACIONADOS

NOTICIA DESTACADANOTICIAS

Celebración eucarística de la Fiesta de San Antonio en Santiago

Alabando a Dios por el testimonio de santidad de San Antonio, nuestra...

NOTICIA DESTACADANOTICIAS

Presencia fraterna del hermano Marcelo en nuestras fraternidades: Hualpén

En estos días, nuestro Hno. Marcelo, hermano capuchino de Brasil, visitó la...

NOTICIA DESTACADANOTICIAS

Encuentro fraterno del Hno. Marcelo con los jóvenes de la Parroquia San Francisco de Los Ángeles

Viviendo la dimensión misionera propia de la vocación capuchina, nuestro hermano Marcelo...

NOTICIA DESTACADANOTICIAS

Encuentro mensual de consagrados y consagradas: Santiago, Barrio Yungay y Brasil

«Donde hay religiosos, hay alegría» Papa Francisco Esta mañana, los religiosos de...