NOTICIAS

Escrutinio del Noviciado Común de los Capuchinos

IMG-20160206-WA0026

Ocho hermanos, entre ellos un chileno, recibieron el escrutinio para continuar su formación en el noviciado común para América Latina que se realiza en Colombia. 

En la localidad de Tabio, a unos 45 km de Bogotá, Colombia, se realiza el Noviciado Común para América Latina de los Hermanos Menores Capuchinos. Se trata de un año canónico en que los hermanos, al terminar esta etapa de formación, abrazan el compromiso y la vida de minoridad para siempre. Tras esta etapa, cada hermano regresa a su país de origen para continuar con su preparación.

Este año, ocho hermanos, de diversas partes de Latinoamérica, se encuentran viviendo este noviciado. Entre ellos, destaca un chileno, el hermano Ignacio Medina de 22 años, proveniente de Coronel que, junto al resto de los novicios, acaba de vivir durante esta primera semana de febrero, el escrutinio, que les permitirá continuar con su segunda etapa de formación en el noviciado.

Finalizados los primeros seis meses del noviciado, los formadores entregan una evaluación (escrutinio) de cada novicio a cada uno de sus hermanos superiores mayores (provinciales).  En el caso del hermano Ignacio, fue el Hermano Héctor Campos, Ministro Provincial de la provincia Capuchina de San Francisco de Asís, quien le entregó el escrutinio.

Acá algunas imágenes de las diversas actividades que se han realizado en el noviciado. Entre ellas destacaron una misa al alba y un desayuno comunitario.

Escrutinio del Noviciado Común de los Capuchinos

Comments (4)

  1. Fabiola Espinoza

    Con lágrimas de alegría, tristeza y nostalgia también, quiero decir…Jaime Ignacio Dios que te llamó te mantenga firme aun en la debilidad, te sostengas en absoluto amor y fidelidad al Santo Evangelio hermano, que la Virgen María nuestra Madre sea siempre tu consuelo y alegría en los momentos de frialdad en tu corazón…que la verdad siempre este en tu corazón, en tus ojos y en tu boca, que seas testimonio de Cristo al estilo de Francisco…
    Yo, tu hermana desde siempre, me comprometo para contigo en profunda oración…

  2. Que felicidad verte así hermano, creciendo bajo el alero más hermoso de todos, el amor del padre 🙂

  3. Sólo se decir que mil palabras no explican la felicidad de verte y escuchar tus hermosas palabras. Y tengo la convicción de que regresaras a Chile con todo ese Amor a Dios y cada ser y hermano que esta en tus oraciones. Sólo se decir felicidades por tu Amor a Dios siendo de la manera que el mismo escogió para seguir su camino. Un beso enorme a la distancia y un saludos a todos tus hermanos. Y especialmente a Dios ya que tu comunicación directa con el es lo más maravilloso que as logrado.. Felicidades y el camino esta en tus pasos a Dios…

  4. Querido Hermano Jaime Ignacio Medina, me causa una gran alegría poder verte aunque sea por estas imágenes y saber que estas bien. Pero sobre todo esforzándote en ese camino que Dios mismo te ha trazado y al cual día a día te llama. Y tú con un si firme y decidido renuevas esa gracia divina que el Altísimo te regala. Es un misterio al entendimiento humano los porque Dios llama a unos en especifico a sus caminos para consagrarse, una vez escuche y lo considero una gran verdad que: «No nos corresponde cuestionar el misterio, sino mas bien aceptarlo» Creo definitivamente que en la medida que damos espacio a la realización de la voluntad de Dios en nuestras vidas es posible no solo vivir conformes sino que aquel hombre que acepta los caminos de Dios verdaderamente vive feliz pero ese sentimiento trasciende a un nivel de contemplación tal que descubre ese valioso regalo en el cual la alegría de ser instrumento de Dios se vuelve la alegría del pueblo mismo de Dios. Y verdaderamente en tus palabras escucho las palabras de Cristo en donde haces una invitación genuina no solo a experimentar una etapa en la vida, sino que es una invitación a través de la experiencia personal con Jesucristo a descubrir, a edificar, y mirar las cosas no desde una óptica terrenal y temporal sino a ver las cosas desde la óptica de Cristo, atemporal, inmortal y totalmente buena. De muchas cosas agradezco a Dios en mi vida, pero de una de ellas le estos infinitamente agradecido y es de haberte conocido pues los amigos, los hermanos son el regalo mas valioso que podemos recibir y es un regalo que nos da el mismo Dios y que siempre debemos valorar y cultivar. Y para mí ha sido una gracia no merecida aunque fuera por un corto tiempo haberte llamado “HERMANO”
    Fraternalmente:
    Richard M. Delgado Estrella

Responder a Mario Muñoz Cancelar la respuesta