Mons. Sixto Parzinger, OFMCap, cumple 60 años de vida sacerdotal

Vía: Diócesis de Villarica

El lunes 29 de junio, Solemnidad de San Pedro y San Pablo, Mons. Sixto Parzinger Foidlcumple 60 años de su ordenación sacerdotal en la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos (OFM.Cap.).

En este video, el Obispo Emérito de Villarrica nos comparte una hermosa reflexión sobre estos 60 años de sacerdocio. Agradecimientos: Hermanas Franciscanas del Sagrado Corazón de Jesús; Archivo Diocesano.

Saludos

Esta mañana, Don Sixto recibió la felicitación de nuestro obispo diocesano, Mons. Francisco Javier Stegmeier, así como de sus hermanos capuchinos, religiosas y fieles de la diócesis.

Don Sixto recibió también una carta de saludo del Hno. Miguel Ángel Áriz, Ministro Provincial de la Provincia Capuchina de san Francisco de Asís en Chile, y de Mons. Santiago Silva Retamales, Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile. Puede leer estas cartas en los siguientes enlaces:

En su homilía por la Solemnidad de San Pedro y San Pablo, Mons. Stegmeier destacó el testimonio de Don Sixto, que demuestra “que con la gracia del Señor se puede ser siempre fiel y muy feliz en la entrega total a Cristo en el sacerdocio”.

También “nos enseña que Dios quiere que el proceso del envejecimiento del cuerpo se corresponda con el crecimiento cada vez mayor de la vida espiritual, pues “el que está en Cristo, es una nueva creación; pasó lo viejo, todo es nuevo” (1 Cor 5,17). Así, más que el joven, es el anciano quien se constituye en modelo de vida”.

“En nombre de la Diócesis, agradezco al Señor la presencia, el ministerio y el buen testimonio de nuestro querido hermano don Sixto. Mi experiencia es que en todas partes se le recuerda con mucho cariño y todos hablan bien de él. Muchos hemos sido testigos de cómo, espontáneamente, los fieles aplauden cuando lo ven participando en alguna Misa en la Catedral”, expresó Mons. Stegmeier.

Asimismo, el Seminario Mayor San Fidel saludó a Don Sixto con este particular canto:

Santa Misa por los 60 años de vida sacerdotal de Mons. Sixto Parzinger Foidl

Mons. Sixto Parzinger Foild (1931)

Monseñor_Sixto_Parzinger

Nació en St. Johann Tirol Alemania el 21 de diciembre de 1931. Hijo de Johann Parzinger Dirnberger y Elise Foidl Hochfilzer. Ingresó a la Orden de los Padres Capuchinos en Laufen (Baviera), Alemania, el 21 de agosto de 1954. Hizo sus votos simples en Laufen el 22 de agosto de 1955; y sus votos solemnes en Eichstatt el 22 de agosto de 1958.

Cursó sus estudios eclesiásticos en su Orden, en Alemania. Fue ordenado sacerdote en Freising, Alemania, el 29 de junio de 1960 por el Card. Josef Wendel, Arzobispo de Munich. Cumpliendo posteriormente diversas actividades misioneras.

Llegó a Chile el 18 de marzo de 1965. En el paí­s, fue Vicario parroquial en Padre Las Casas (1965-1966) y en Boroa (1967-1969). Se desempeñó, además, como párroco y decano de Padre Las Casas (1970-1977).

El Santo Padre Pablo VI lo eligió Obispo titular de Guari y Vicario apostólico de la Araucanía el 27 de diciembre de 1977. Tomó posesión del Vicariato el 5 de marzo de 1978. Sucediendo a Mons. Guillermo C. Hartl, fallecido en 1977. Fue consagrado en la Catedral de Villarrica el 5 de marzo de 1978 por el Cardenal Agnello Rossi, Prefecto de la Sagrada Congregación para la Evangelización de los Pueblos. Su lema episcopal es: Ad aedification em fidei, Para la edificación de la Fe.

Durante su período como Vicario Apostólico de la Araucanía con la tarea evangelizadora en la zona, dedicando gran parte de su apostolado en el pueblo mapuche, como también muy preocupado de las vocaciones para el Seminario Mayor San Fidel, de San José de la Mariquina.

Una de sus grandes tareas fue crear la Escuela de Formación para los ministros al Diaconado Permanente. Actualmente continúan preparándose laicos con el fin de aumentar este ministerio permanente y apoyar la pastoral, Dios mediante, en todas las parroquias.

El 5 de enero de 2002 fue nombrado primer Obispo de la nueva Diócesis del Sagrado Corazón de Jesús de Villarrica, tierra de misiones fructí­feras, en la que sirvió por más de 31 años. En estos años realizó múltiples visitas pastorales a las parroquias de la zona, donde pudo ir compartiendo las necesidades pastorales de los fieles de la época.

Una de sus últimas obras que se gestaron en su administración, se dio el 30 de mayo de 2004. Donde da su bendición y coloca la primera piedra en las dependencias del Seminario Mayor San Fidel, que se ubicó hasta 2015 en Padre las Casas. Mons. Sixto renuncia al gobierno de la diócesis el 5 de marzo de 2007, a los 75 años de edad. Hoy vive su retiro en la comuna de San José de la Mariquina. 

*Debido a la emergencia sanitaria por el Covid 19 y para prevenir contagio, actualmente don Sixto se encuentra en la casa de Purulón Hermanas Franciscanas del Sagrado Corazón de Jesús.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *