lunes , 22 abril 2024

Pascua de la hermana María Bernarda, capuchina

El pasado 02 de febrero de 2023, en el Monasterio de Clarisas Capuchinas, ubicado en calle Carmen 876, Santiago, partió al encuentro eterno con nuestro Padre Dios, la hermana María Bernarda, con 99 años de edad y 76 de vida religiosa.

El viernes 03 de febrero a las 15:00 horas se realizó su funeral, junto con una eucaristía presidida por el arzobispo de Santiago, Cardenal Celestino Aós Braco, capuchino. Una instancia en la que se hizo memoria agradecida de su vida y de su inspiradora vocación contamplativa. «La hermana Bernarda, cristiana y mujer recibió la bendición de la vocación contemplativa capuchina. cuánto podría hablarnos de la historia de su vida, y de la historia del monasterio, de la historia de la Iglesia que quiere caminar como hermanos al encuentro con el Señor. ¿para qué bautizamos? ¿para qué entra una al monasterio? Es desconcertante y muy fuerte eso del monasterio hoy día para la gente del mundo y aun para cristianos y sacerdotes. Pero en el monasterio, y nuestra Hermana Bernarda nos hablan de la fidelidad de Dios», indicó el Cardenal Aós en su homilía.

Luego de la celebración eucarística, la hermana María Bernarda fue sepultada en el cementerio del monasterio. A continuación, un extacto biográfico de la vida y vocación de la hermana Bernarda.

Hermana María Bernarda, Clarisa Capuchina
Rancagua, 18.11.1923 – Santiago, 02.02.2023

Nació el 18 de noviembre de 1923 en Rancagua, segunda hija de don Jovino Carreño y doña Julia Reyes, que le pusieron el nombre de Margarita Tránsito. Su madre falleció cuando ella tenía corta edad. Su padre volvió a casarse y tuvo más hijos.

A los 21 años ingresó al Monasterio de la Santísima Trinidad de la Orden de las Hermanas Clarisas Capuchinas de Santiago de Chile, tomando el santo hábito de la Orden el 11 de noviembre de 1945, recibiendo el nombre de hermana María Bernarda.

Realizó su profesión temporal el 16 de noviembre de 1946, dedicando esta hermosa oración a Nuestro Señor Jesucristo, que la conservó hasta el día de hoy:

Dulcísimo Jesús:
En este día tan hermoso,
que has elegido para
hacerme tu esposa,
en un reboso de alegría,
abrazo la Cruz que acepto,
la corona de espinas
que me pones
y os seguiré por
el camino del Calvario
hasta beber
la última gota del cáliz
que te tienes preparado.

Realizó sus votos solemnes el 16 de noviembre de 1949.

Varias veces recordaba que, de joven, cuando estaba decidiendo sobre su vocación, fray José María de Oyarzun, capuchino, su acompañante espiritual, le decía: “Usted, hija, debe mantenerse firme en su vocación fuere lo que fuere y pasare lo que pasare”. Por muchos años desempeñó el oficio de portera-tornera y trabajó de manera experta en la costura confeccionando hábitos y tejidos de lana.

Partió a la Casa del Padre el 02 de febrero a las 9:12 am, fiesta de la Presentación del Señor, a los 99 años, después de 76 años de vida consagrada a Dios. La Eucaristía exequial del 3 de febrero fue presidida por fray Celestino Aós Braco, capuchino, arzobispo de Santiago, siendo posteriormente sepultada en el cementerio del monasterio.

Agradecemos como fraternidad a Dios por la vida y vocación de nuestra querida hermana María Bernarda, por su testimonio de entrega y fidelidad.

RELACIONADOS

NOTICIA DESTACADANOTICIAS

Jornada Vocacional en Hualpén

Ser Hermano Capuchino es vivir toda la dimensión evangélica, entregándose nuestra vida,...

NOTICIA DESTACADANOTICIAS

Fiesta de la Divina Pastora: 20 de abril

Pío VI, el 1 de agosto de 1795, instituyó canónicamente la fiesta...

NOTICIA DESTACADANOTICIAS

Clarisas Capuchinas de Santiago escogen Abadesa

Alabamos al Señor por el inicio del ministerio de nuestra hermana María...

NOTICIA DESTACADANOTICIAS

Reunión del Consejo de la Delegación en la Fraternidad Santa Cruz de Pucón

Siguiendo la inspiración del Espíritu Santo para la vida de la Orden...