viernes , 14 junio 2024

11 de Octubre de 2022: Jornada Especial de ayuno y oración por la paz

Jornada Especial de ayuno y oración por la paz

Queridos hermanos y hermanas de la Familia Franciscana, ¡que el Señor les dé la paz!

Estando reunidos en la ciudad de san Francisco con motivo de su fiesta, deseamos hacerles un sentido llamamiento para que continúen siendo sensibles al tema de la paz en este momento tan difícil para la humanidad. Deseamos expresar toda la preocupación que sentimos por la paz, especialmente ante el sufrimiento que ya se ha infligido a tantas personas y el riesgo del uso de armas nucleares.

San Francisco recibió del Señor la misión de dirigirse a todos con este anuncio: «¡El Señor te dé la paz!», que de este modo se manifiesta como un elemento esencial del carisma. El don de la paz lo acogemos mediante la conversión del corazón, siendo llamados a convertirnos en hombres y mujeres mansos, pacíficos, modestos, humildes, sin contiendas ni rivalidades. Demos, pues, testimonio de esa paz que hemos recibido.

«Con la paz, nada está perdido. Todo puede perderse con la guerra. Vuelvan los hombres a comprenderse, vuelvan a negociar. Negociando con buena voluntad y respetando recíprocamente sus derechos, se darán cuenta de que a una negociación sincera y eficaz nunca le es negado un éxito honorable». Este grito, que Pío XII dirigió a todo el mundo en vísperas del estallido de la Segunda Guerra Mundial, en 1939, vuelve a ser dramáticamente actual. «¡Nunca jamás guerra!», exclamó San Pablo VI ante la Asamblea de la ONU, una guerra calificada de «aventura sin retorno» por San Juan Pablo II. El 25 de septiembre de 2015, el Papa Francisco dirigió una petición idéntica a la ONU: «No más guerra, negación de todos los derechos».

Escuchando los signos de los tiempos y estas palabras del carisma y de nuestros pastores, invitamos a todos y cada uno de ustedes a llevar interiormente la peocupación apasionada por la paz, junto con la intercesión incesante por este precioso don.

Por ello les pedimos a ustedes vivir una jornada especial de ayuno y oración como Familia Franciscana el 11 de octubre de 2022. Mientras que con el mal vemos el misterio de la iniquidad en acción, respondamos a esta cuestión esencial con la penitencia y la oración, con la promoción de la reconciliación y la paz, con la sensibilización entre nosotros y con tantos otros. En nuestra formación y predicación, en nuestros diversos proyectos de servicio y trabajo, en nuestro anuncio y en nuestra vida cotidiana, tengamos presentes la reconciliación y la paz con fuerza y convicción.

Poniendo en las manos de la Reina de la Paz, de San Francisco, de Santa Clara y de Santa Isabel, pacíficos y humildes, la gran y urgente intención por la paz, reciban nuestro saludo con un abrazo fraterno.

Asís, 4 de octubre de 2022
Solemnidad de San Francisco de Asís, heraldo de la paz

Sor Daisy Kalamparamban AFBP                                    Tibor Kauser OFS
Vice-presidenta IFC-TOR                                                 Ministro General

Fray Massimo Fusarelli OFM                                           Fray Roberto Genuin OFM Cap
Ministro General                                                             Ministro General

Fray Carlos Alberto Trovarelli OFM Conv                    Fray Amando Trujillo Cano TOR
Ministro General                                                          Ministro General, Presidente de turno de la CFF

RELACIONADOS

NOTICIA DESTACADANOTICIAS

Celebración eucarística de la Fiesta de San Antonio en Santiago

Alabando a Dios por el testimonio de santidad de San Antonio, nuestra...

NOTICIA DESTACADANOTICIAS

Presencia fraterna del hermano Marcelo en nuestras fraternidades: Hualpén

En estos días, nuestro Hno. Marcelo, hermano capuchino de Brasil, visitó la...

NOTICIA DESTACADANOTICIAS

Encuentro fraterno del Hno. Marcelo con los jóvenes de la Parroquia San Francisco de Los Ángeles

Viviendo la dimensión misionera propia de la vocación capuchina, nuestro hermano Marcelo...

NOTICIA DESTACADANOTICIAS

Encuentro mensual de consagrados y consagradas: Santiago, Barrio Yungay y Brasil

«Donde hay religiosos, hay alegría» Papa Francisco Esta mañana, los religiosos de...